Cantur

Subir al teleférico de Fuente Dé es viajar entre dos mundos en poco más de 3 minutos

753 metros de desnivel que te llevan desde la civilización hasta la montaña salvaje de los Picos de Europa. Desde una explanada del Valle de Liébana con todas las comodidades que ofrecen un Parador Nacional, un camping, restaurantes y un albergue hasta el macizo central de una de las cordilleras con más personalidad de Europa. Un trayecto de 3 minutos y 40 segundos por un cable de 1.450 metros en el que viajarás entre dos mundos, pasearás por el cielo cántabro y si tienes suerte, entre un mar de nubes.

El teleférico de Fuente Dé fue idea de José Antonio Odriozola, expresidente de la Unión Europea de Montañismo, y oriundo de la comarca de Liébana. Diseñado por el ingeniero de Caminos, Canales y Puertos José Calavera Ruiz y el arquitecto Ángel Hernández Morales, se comenzó a construir el 20 de noviembre de 1962 y fue abierto al público el 21 de agosto de 1966. Justo este año se ha llevado a cabo una profunda modernización de sus instalaciones. El Gobierno de Cantabria ha invertido 1,5 millones de euros en un nuevo sistema mecánico de tecnología puntera que, además de optimizar la operatividad y rapidez de la instalación, mejora la seguridad de los usuarios. Un par de restaurantes en las dos estaciones del teleférico ofrecen platos de la zona para todos los viajeros que  quieran hacer un alto en el camino y reponer fuerzas.

El teleférico te deja a una altura de 1.823 metros junto a un mirador que quita el sentido y en el que, si vas al atardecer, verás unas puestas de sol de impresión. Madrugar también es una buena opción para coger el teleférico y hacer alguna ruta por el interior de Picos de Europa. Aquí os dejamos un par de ellas:

Horcados Rojos.
Puertos de Áliva.

El precio es apto para todos los bolsillos. Los adultos pagan 16 euros por un billete de ida y vuelta y los niños, a partir de seis años, 6 euros. La que escribe todavía recuerda la sensación cuando fue niña de subir al teleférico. Abajo hacía un día nublado, nos metimos entre las nubes y de repente un enorme sol nos cegó. Magia pura. Por aquel entonces lo de subir a un avión era un lujo al alcance de unos pocos. También recuerda unos días a finales de junio, de adolescente, subir andando hasta el refugio de Áliva desde el pueblo de Camaleño. Un día de perros. De lluvia y mucho frío. Cuánto esfuerzo para alcanzar un lugar de tan fácil acceso si hubiésemos echado mano del teleférico. Pero hay que probar de todo. Cuando andéis por Liébana y Potes acercaos hasta Fuente Dé porque merece mucho la pena adentrarse en el corazón de los Picos de Europa dando un pequeño salto.

fuente-de-cantabria-niebla

fuente-de-cantabria-despejado

fuente-de-pico

El Soplao, bellezas geológicas milenarias y patrimonio minero cántabro en una cueva única

Lo maravilloso de la cueva de El Soplao es que se aúnan, de forma natural y sin estridencias, la belleza de infinitas estructuras geológicas formadas a lo largo de millones de años y la arqueología industrial minera herencia de nuestros antepasados.

Parte de los 20 kilómetros de galerías de la antigua mina de la Florida dialoga con estalactitas, estalagmitas, excéntricas, coladas, columnas, perlas de las cavernas, dientes de perro… gracias a la sensibilidad y al respeto que tuvieron los mineros que descubrieron la cavidad en los más de cien años en los que trabajaron en la extracción de zinc y plomo. Aquellas galerías naturales excavadas pacientemente por el agua se acondicionaron en aquella época para comunicar los frentes de explotación dispersos por la montaña, para transportar el mineral extraído y para dar oxígeno a las galerías en las que trabajaban los hombres de la comarca Saja Nansa. La mina estuvo en uso desde 1857 hasta 1978/79.

El Soplao, junto a los pueblos cántabros de Rábago, Celis y Labarces, se abrió en 2005 e inmediatamente se convirtió en una de las cuevas cántabras de obligada visita. El recorrido por El Soplao comienza en la galería minera de la Isidra. Se accede en una recreación de tren minero. Inmediatamente se llega hasta la cueva desde donde se realiza un circuito a pie a través de las galerías y las salas de La Gorda, Los Fantasmas, el Mirador de Lacuerre, Centinelas y Ópera. La narración, la iluminación, los colores, los efectos acústicos y la atmósfera que se respira hacen de la estancia en la cueva una experiencia inolvidable. La increíble cantidad de excéntricas que crecen sin ningún orden desafiando a la gravedad forma un conjunto caótico y deslumbrante en la sala Ópera. Muros y techo parecen la escarcha de un campo de hierba o los corales de los mares del sur. Todo el recorrido se realiza a través de pasarelas artificiales y adaptadas.

Para los más intrépidos El Soplao ofrece una visita aventurera. Dos horas y media en la que los visitantes recorrerán las galerías de Campamento, El Órgano y El Bosque pisando el suelo original y las zonas menos accesibles de la cavidad. Equipado con casco con luz, buzo y gotas de agua uno se queda sobrecogido por la variedad de formaciones y espacios.

Las entradas se pueden comprar online (www.elsoplao.es), telefónicamente (902 820282), en los cajeros automáticos de Liberbank  o in situ y los precios oscilan entre los 12 euros de la visita turística y los 32 de la aventurera. Desde aquí recomendamos la compra anticipada porque el aforo de la cueva es limitado y así evitaréis esperas. Además hay tarifas especiales para grupos, jubilados y pensionistas, personas con discapacidad, niños y escolares. La cueva está adaptada para personas con sordera que disponen de una signoguía que explica todas las bondades del lugar. No os perdáis este tesoro cántabro, de verdad que merece una visita.

soplao-excentricas-canturcueva-soplao-cantabria-cantur soplao-cantur

En Cabárceno vivirás experiencias salvajes

Cabárceno es uno de esos imperdibles que tiene Cantabria. Una antigua mina reconvertida en espacio natural para dar cobijo a animales salvajes que viven en condiciones de semilibertad. Pasar un día de excursión entre fauna africana como gorilas, elefantes, leones, tigres, jirafas, rinocerontes, hipopótamos que comparten espacio junto con osos, lobos, ciervos, linces y otras especies ibéricas es un plan estupendo y participar en las experiencias que el parque tiene en marcha ya es lo más.

oso-cabarceno

La visita salvaje. ¿Te imaginas tener a un oso a esa altura? ¿Explorar las zonas donde hibernan? ¿Mirar a los ojos a un rinoceronte o sentir la rugosidad de la lengua de las jirafas? ¿Darle un beso a un león marino o tener sobre una mano a un búho o a un buitre o halcón? Esto y mucho más es lo que puedes experimentar en la Visita Salvaje del Parque de Cabárceno. Siete horas de ruta, acompañados por el personal que trabaja codo con codo con los animales, en los que descubrirás todos los secretos de la fauna y la flora del lugar. En un jeep, en el que la seguridad está garantizada, recorrerás los recintos de los osos, los gorilas, los rinocerontes, las cebras Grevy o los elefantes, entre muchas otras cosas más.

Vuelo-de-rapaces-en-el-parque-de-la-naturaleza-de-Cabarceno--Cantabria--Spain

Aves rapaces que planean sobre tu cabeza. Buitres leonados, de las palmeras, milanos negros, halcones peregrinos, águila americana… son algunas de las especies que participan en una demostración donde sus cuidadores enseñan las tácticas de vuelo y de caza de estas rapaces. Algunas son capaces de caer en picado durante 90 metros. Espectacular. Si te gusta la fauna salvaje, ¡no puedes dejar de verlo!

Espectaculo-con-leones-marinos-en-el-parque-de-la-naturaleza-de-Cabarceno--Cantabria--Spain

Leones marinos capaces de hacer piruetas. Los leones marinos se ponen el disfraz de delfín en el parque de Cabárceno y hacen tantas piruetas como Flipper. Es increíble la cantidad de habilidades que pueden llegar a desarrollar estos simpáticos mamíferos. Es un espectáculo ideal para ver en familia.

Cabárceno, tengo ganas de verte. Aquí puedes realizar una visita virtual.

Días de cine para subir a Alto Campoo y lanzarse al esquí con la mejor nieve

alto-campoo-adrian-martin

Tiempo hacía que Alto Campoo no tenía una calidad de nieve como la de estos días. Es el lado positivo del fuerte temporal que ha azotado la región. Hoy ha abierto la estación con 18 pistas esquiables y unos espesores de entre dos y tres metros de nieve polvo. Espectacular. Para los que nos leéis desde fuera de la región Alto Campoo está ubicado en el municipio de la Hermandad de Campoo de Suso, a 24 kilómetros de Reinosa, y cuenta con 27,8 kilómetros esquiables y 3,2 kilómetros de rutas de enlace, que incluyen 23 pistas (4 verdes, 9 azules y 10 rojas), 13 remontes (5 telesillas y 8 telesquís), un circuito de fondo de 4,4 kilómetros y un snowpark. Vamos, que hay pistas y opciones para esquiadores de todos los niveles y de todas las modalidades. Y con la que ha caído son fechas que hay que aprovechar.

alto-campoo-cantur-cantabria

Hace apenas un mes la web www.altocampoo.com ha estrenado la venta online de fortfaits, así que ahora nos podremos ahorrar las esperas en taquilla antes de empezar a esquiar y el Gobierno de Cantabria ha prometido que en unos días habrá disponible una red wifi en el centro multiusos para que todos los clientes de Alto Campoo tengan conectividad gratuita a Internet.

Las tarifas para esquiar son de una tipología casi infinita. Se venden desde medio días y paseos en telesilla hasta abonos de temporada. En este enlace tenéis todos los precios. Y ojo a las ofertas y descuentos especiales que si estás atento te puedes beneficiar de ellos.

La Corza Blanca es el hotel que está más cerca del corazón de la estación invernal. Tiene 3 estrellas, cuenta con 68 habitaciones y entre sus servicios está el traslado gratuito hasta los remontes para los clientes. Es la mejor opción cuando uno quiere aprovechar el día en la nieve desde el mismísimo amanecer.

Muchas gracias Adrián Martín por compartir la foto que abre este post.