Santander antiguo

Hoy nuestro recuerdo para los fallecidos en la explosión del Machichaco. Se cumplen 126 años

cabo-machichaco-ardiendo-1893 calle-mendez-nunez-tras-explosion-cabo-machichaco restos-cabo-machichaco-1893El 3 de noviembre de 1893 el Cabo Machichaco explotó en el muelle de Maliaño, justo enfrente de lo que hoy es Calderón de la Barca. Entre otras mercancías llevaba ocultas 51 toneladas de dinamita no declaradas a las autoridades portuarias. El Reglamento obligaba a los buques que transportaban mercancías peligrosas a fondear en la Magdalena o en Camargo. Hacia la una y media de la tarde se produjo un incendio en el interior del barco provocado por la explosión de una bombona de vidrio con ácido sulfúrico. Una hora después estallaron las dos bodegas. 60 edificios se derrumbaron y otros 86 resultaron seriamente dañados. La onda expansiva se propagó por toda la bahía y cientos de fragmentos de hierro salieron disparados a varios kilómetros de distancia. Además, la explosión produjo un ‘tsunami’ de millares de toneladas de agua que arrastró a todos los curiosos que se acercaron a ver el incendio al mar. Todos los que estaban en el barco intentando sofocar el fuego fallecieron. El resultado de la explosión fue de 590 muertos y más de 2.000 heridos. Murieron la mayor parte de las autoridades civiles y militares de Santander, incluido el gobernador civil. La magnitud de la explosión fue tal que un calabrote llegó hasta Peñacastillo y mató a una persona. Un guardia halló dos piernas sobre el tejado de un almacén de maderas a una distancia de unos dos kilómetros. En la playa de San Martín apareció el bastón del gobernador civil. Hoy se cumplen 126 años de aquel desastre. Gracias a Cantabria y Santander en el recuerdo por cedernos estas imágenes.

Así se fabricó, se transportó y se colocó la cúpula del Rhin. Se cumplen 25 años

José Antonio Piney Lastra nos envía estas fotos de la cúpula del Rhin, que tantas veces vemos en nuestros paseos por el Sardinero. Nos cuenta que se monto en junio de 1994, que la estructura es de hierro y el resto de inoxidable. “El forro de chapa de 4 milímetros de espesor, que no pasa ni un misil. Las escamas que van soldadas sobre el forro son de 1 milímetro. Actualmente y desde que se montó es una suite especial, si te digo lo que costó en su día te da un ataque de risa”. Muchas gracias por compartir con todos los lectores de El Tomavistas estas historias del pasado santanderino.

Saltos de trampolín desde la fachada del Marítimo. Año 2005

Nos envía estas fotos José Abascal que nos cuenta que estos saltos de trampolín se celebraron en 2005 en la fachada del Real Club Marítimo de Santander, organizados por Marisma, con motivo del Festival del Mar. Participaron diez saltadores de la Selección Nacional y las fotos pertenecen a los entrenamientos. Unos deportistas 10 en todo: actitud, ilusión, compromiso… Muchas gracias por compartir José.