Ayuntamiento de Santander

Parqueando en Santander: 21 parques para perderse y conectar con la naturaleza en medio de la ciudad

Santander es ciudad de mar, pero también de parques, de muchos parques. Tenemos 21 repartidos a lo largo y ancho de la ciudad donde podemos soñar despiertos, abrazarnos a los árboles, reír con los amigos, pasear con nuestras mascotas, sentir la hierba en nuestros pies descalzos, hacer un picnic… hay mil planes para disfrutar de nuestros parques en verano, otoño, inverno o primavera.

Para enseñar todas las zonas verdes de la ciudad, el Ayuntamiento de Santander ha creado Parqueando en Santander, una web que cuelga del portal oficial de Turismo, donde se recoge toda la información de nuestros parques. Somos proclives a ir siempre a los mismos, pero Santander tiene joyas por descubrir y con todo esto del Covid, donde mejor se está es al aire libre. Si pinchas en el nombre de cada uno de los parques podrás descargarte una ficha con un montón de curiosidades. Y si pinchas aquí podrás navegar por un mapa interactivo. Tiempo para aprender nuevos detalles de nuestra ciudad y perderse por nuevos rincones verdes.

Alameda de Oviedo

Jardines de Pereda

Jardines de Piquío

Mataleñas

Parque del Agua

Parque de Altamira

Parque Atlántico de Las Llamas

Parque de Jado

Parque Jesús de Monasterio

Península de La Magdalena

Parque de Manuel Llano

Parque de La Marga

Parque de Mendicouague

Parque de Menéndez Pelayo

Parque del alcalde Doctor G. Mesones

Parque Los Pinares

Parque Pintores Montañeses

Parque La Remonta

Parque de Rostrío

Parque de La Teja

Parque Doctor Morales o de La Vaca

Un aperitivo y una comida en el Barrio Pesquero

Desayuno todos los días mirando al Barrio Pesquero, a los barcos que están atracados junto a la lonja descargando esos manjares del Cantábrico. No me extraña que Santander sea una de las ciudades de España que más pescado fresco consume. Lujos cotidianos. Como lo es también tomarse el blanco y el aperitivo cuando dan la una en ese Barrio Pesquero, que tanto carácter todavía guarda, porque quedan sitios en Santander, paisajes y paisanajes conectados con la esencia, con la tradición, con el ambiente familiar, con el servicio y cuidado al vecino, al cliente, al turista. Y claro, alargarse, y quedarse a comer, porque cómo te vas a ir si se está en la gloria.

El Barrio Pesquero huele a rabas, a arroces a la brasa, a sardinas y pescados a la plancha con un poco de ajo y aceite para acompañar, a mariscos al punto de sal y de cocción. Suena a conversación, a risas, a confidencias. Tiene alma de celebración, de cantares, de besos y abrazos, con la familia, con los amigos, con un amor. Y así lo fue siempre. Mirad qué foto de los años 60.

Poco ha cambiado desde entonces, quizá el Tío Pepe, desplazado ahora por los verdejos o los albariños, los godellos. El resto sigue en pie y a buen ritmo. Cuestión de oficio.

Lo que sí se está modernizando es el entorno. Antes de que acabe este 2020 el barrio contará con un renovado parque de 2.700 metros cuadrados, con más zonas verdes, itinerarios peatonales, y áreas de juego para los niños, en una actuación que supone una inversión municipal de 382.000 euros. Estas mejoras –que se iniciaron con el derribo del antiguo restaurante El Vivero y que también han incluido la demolición de la casa tapón en el paseo Alberto Pico-, tienen como objetivo liberar más metros cuadrados para el disfrute de todos.

¿A qué esperas para darte una vuelta por el Pesquero?

Santander también se acuerda de ti

Ya estamos rozando la fase 3 del desconfinamiento. Ya podemos movernos entre los municipios de Cantabria. Y más pronto que tarde todos los que nos estéis leyendo desde otras provincias podréis venir a visitarnos. En muchos de los comentarios que nos dejáis en nuestras redes sociales vemos que estáis echando de menos a Santander, pero que sepáis que es recíproco. Santander también se acuerda de ti.

Se acuerdan de ti y quieren verte pronto en Santander:

  • Las amplias playas del Sardinero, de la Magdalena, Bikini, Peligros, Mataleñas, que tienen ganas de escuchar conversaciones y risas.
  • La bahía y el Cantábrico, que quieren refrescar tu cuerpo serrano.
  • Los parques de la Magdalena, de Pereda, de las Llamas, de Mataleñas, de Cazoña, de General Dávila, que echan en falta tus paseos y que los críos correteen.
  • Los amaneceres desde el Sardinero o la bahía y los atardeceres desde el faro o La Maruca, que echan de menos tu mirada.
  • Los comercios, bares y restaurantes de la ciudad, los del centro, los de barrio y los de las afueras, que necesitan volver a recuperar el pulso y te esperan con su mejor sonrisa, la mejor gastronomía y los mejores artículos.
  • El museo marítimo del Cantábrico y el de prehistoria, el Centro Botín y las galerías de arte y las librerías de la ciudad que quieren seguir compartiendo belleza y conocimiento contigo.
  • El Palacio de Festivales, que quiere volver a llenarse de música, teatro, arte y aplausos.
  • Las Pedreñeras, que ya se están preparando para llevarte al Puntal y enseñarte los rincones de la costa santanderina.
  • La senda costera del Faro a La Maruca, que quiere acompañar a tus sueños y pensamientos.
  • Las olas del Cantábrico, que quieren que las surfees, que las nades.
  • El Palacio de la Magdalena, que a falta de alumnos de la UIMP, este año necesita tu cariño.
  • Los raqueros, que tienen ganas de escuchar otros acentos.
  • Los barcos de la escuela de vela, que quieren que aprendas a navegar en ellos.
  • Los jardines verticales del Gurugú, que echan de menos a esos visitantes a los que les gustas los márgenes de la ciudad.
  • Los pájaros del parque de las Llamas, que quieren volver a ver tus prismáticos.
  • La peña de Peñacastillo, que quiere volver a sentir las pisadas de los excursionistas.
  • La isla de Mouro, que quiere oír el respirar de los submarinistas.
  • Los tejados santanderinos, que quieren recibir las miradas de los pasajeros del funicular del Río de la Pila.
  • Cabo Mayor y Cabo Menor, que echan de menos los suspiros de los enamorados y el ¡ay qué bonito este paisaje!
  • El Niño Neptuno, que quiere escuchar el sonido de las palas.
  • La Duna de Zaera y las tumbonas de San Martín, que echan de menos tus siestas.
  • Los jardines de Piquío, que quiere sentir esas charlas de banco.
  • El barrio Pesquero, Tetuán, Cañadío, La Cañía, que necesitan bullicio después de tanta soledad.

    Y tu qué echas de menos de Santander. ¿Nos ayudas a completar la lista? Nos vemos pronto en Santander.

Mañana es el Día de la Madre y ¿si le regalamos una comida por encargo?

Mañana es el Día de la Madre y en casa de El Tomavistas lo vamos a celebrar. Claro que sí. Siempre hemos ido a comer fuera en familia pero como este año no se puede hemos decidido traer el restaurante a casa porque en el Día de la Madre, Amalia, tiene prohibido cocinar.

El Ayuntamiento de Santander, en Santander en Casa, la web que ha creado para dar servicio a la ciudadanía en estos tiempos de confinamiento, tiene un listado de todos los restaurantes que en la ciudad llevan la comida a domicilio. Los puedes consultar aquí.

El plan pinta bien. Papá Miguélez se levantará a eso de las 6,30 para enseñaros el amanecer y hacer el desayuno, yo a eso de las 8,30, que el gen madrugador de la familia todavía no se me ha pegado, y desayunaremos todos juntos para dar las gracias a Amalia por todo lo que nos cuida a lo largo del año. Leeremos la prensa, compartiremos contenidos en nuestras redes sociales y después llamaremos a uno de esos restaurantes santanderinos para encargar un vermut como Dios manda, con unas buenas rabas del Cantábrico y después lo que mamá decida.

Os animamos a todos a que compartáis estos momentos de disfrute, de amor por las madres, con el hashtag #prontoensantander. A los que podáis darle un beso en directo porque convivís con ella, a los que enviaréis cariño por videoconferencia…

Además de los restaurantes, otros 400 de comercios de Santander siguen abiertos. Aquí puedes consultar un mapa interactivo y el listado de los que tienen la persiana abierta y aquí los que además tienen venta online. Los mercados municipales también están distribuyendo pedidos a domicilio. Aquí tienes el teléfono de todas las paradas.

Desde El Tomavistas repetiremos mil veces que es tiempo de hacer compras conscientes, de consumir local, de apoyar a nuestros vecinos comerciantes cuya renta y los puestos de trabajo que generan dependen de nuestros gestos, de nuestro gasto. Será porque nosotros lo fuimos, comerciantes, en el Barrio Covadonga de Torrelavega, en aquellos años del siglo pasado.

¿Qué tal si inundamos las redes con fotos de nuestras primeras salidas y las compartimos con el hashtag #prontoensantander?

Llegó el día. A partir de mañana sábado, día 2 de mayo, ya podremos salir a dar un paseo, una carrera, una vuelta en bici… Ya sabéis todos que va por franjas horarias, que lo tenemos que hacer en solitario, excepto el paseo que podemos compartir con una de las personas con las que vivimos, y que respetar todas las normas aprobadas por el Gobierno (las puedes consultar aquí) son clave para controlar esta maldita epidemia y cuidarnos entre todos.

Miguélez volverá a su rutina de enseñar los amaneceres, en esta nueva normalidad, desde la bahía porque no podemos ir más lejos. Así que os pedimos ayuda para que el mundo vea cómo Santander recupera el pulso y lo estupenda que sigue estando la ciudad. ¿Qué tal si inundamos las redes sociales con las fotos de nuestras primeras salidas y las compartimos con el hashtag #prontoensantander?

Este blog nació hace casi siete años con el propósito de enseñar la belleza de la ciudad en la que vivimos, que es mucha. Enclavada en un entorno natural envidiable, con la amplitud de la bahía, de nuestros parques, de nuestras playas… lugares en los que guardar el distanciamiento físico para no contagiarnos o contagiar es, sin duda, más fácil que en muchas calas mediterráneas. Esa suerte tenemos.

Estas semanas tenemos, entre todos los santanderinos, que dar muchas ganas de visitar Santander, de contar a los cuatro vientos, esos que nos dan tanto carácter, que la ciudad es el mejor lugar de España para volver a disfrutar de las pequeñas cosas. Porque si algo enamora de Santander es su saber vivir cotidiano. El de levantarse temprano para pegarse un baño en el Sardi, tomar el blanco al mediodía con los amigos y por qué no también unas rabas, del bocata en la playa, del paseo embelesado por la bahía soñando futuros que nos gustaría vivir, del vino por Cañadío y por Tetúan y por el Barrio Pesquero para despedir la tarde, de esas cenas de bocartes y merluza rebozada.

Hoy pensamos en todos nuestros vecinos que tienen bares y restaurantes, que trabajan en hoteles, que se dedican al turismo, que reciben como nadie a todo el que nos visita. Que todos empujemos compartiendo fotos de nuestra ciudad con el hashtag #prontoensantander seguro que ayuda a que conserven sus proyectos y sus puestos de trabajo. Porque el turismo es riqueza y Santander en estos tiempos extraños también se acuerda de ti.

Descubre 170 piezas de arte público de Santander con el plano guía ‘Monumental’

  • Santander edita 20.000 ejemplares de un plano-guía gratuito que recoge las piezas artísticas de la ciudad.
  • El objetivo es generar entre los paseantes un nuevo relato de las calles, plazas y rincones basado en la experiencia estética del paseo sin rumbo.

Viejas inscripciones en plazas recónditas, esculturas desconocidas en zonas poco transitadas e infinitas piezas artísticas que ocupan la ciudad pero en las que casi nadie repara. .”Monumental. Arte en las calles de Santander”, un proyecto diseñado por Creando Estudio Gráfico y premiado en la convocatoria de ayudas Cultura Emprende 2019 de la Fundación Santander Creativa (FSC), ha conseguido aunar en un mapa todas esas expresiones artísticas que se encuentran en Santander en un intento por generar entre sus paseantes un nuevo relato de las calles, plazas y rincones, basado en la vivencia común del espacio público.

Se han distribuido 20.000 ejemplares gratuitos en las oficinas de turismo de Santander, los centros cívicos, Enclave Pronillo, la Red de Bibliotecas Municipales, Espacio Joven, la Biblioteca Central de Cantabria, la librería La Vorágine y el Colegio Mayor Torres Quevedo. El mapa está pensado, además, para que sea una herramienta fundamental para aquellos visitantes y turistas interesados en el arte y sus nuevas expresiones.

El plano guía de arte público Santander Monumental recoge un total de 170 lugares y destaca “los veinte básicos de Monumental”, una breve selección ecléctica y particular de lo más destacado del arte público en la ciudad. En esta lista se encuentran piezas con casi un siglo de antigüedad como la estatua erigida en reconocimiento a la marquesa de Pelayo en Reina Victoria y otras mucho más recientes, como el mural “Never far enough” que Millo plasmó sobre una fachada de la calle Los Escalantes dentro del Festival de Arte Urbano Desvelarte en 2017. La Torre del Rhin de Roberto Orallo, la estatua a los Raqueros de José Cobo Calderón, el Monumento a los Bolos de Gemma Soldevilla, el rótulo de la Frutería Mary en la Avenida de los Castros o la Boya 14 también conocida como “La Comba”, se encuentran recogidos en esta relación de monumentos “imprescindibles”.

En la web www.santandermonumental.com se puede consultar la ubicación de todas las piezas inventariadas, con una ficha informativa de cada una. Se trata de un espacio abierto en el que se podrán ir añadiendo nuevas referencias en el futuro.

Un proceso participativo

La primera fase para llegar a la elaboración de este plano-guía fue la celebración de talleres de mapeo colectivo, que tuvieron lugar en la librería La Vorágine durante los meses de junio y julio de 2019, en los que se ofreció a los participantes una metodología específica para poder realizar el inventario de las piezas, centrado principalmente en las zonas periféricas de la ciudad. Colectivos y personas procedentes de diferentes estratos sociales y geográficos señalizaron, a partir de sus saberes y experiencias cotidianas, las piezas de arte urbano que consideraron de interés. En estas reuniones se destacó la importancia de festivales como Desvelarte, ArteSantander o Santatipo, una iniciativa que recalca el valor de los rótulos como patrimonio visual y gráfico y como identidad y memoria colectiva de la historia.

Estas sesiones contaron con la presencia de David Peña, coordinador del proyecto. Peña estudió Bellas Artes en la Universidad del País Vasco y realizó un doctorado sobre “Espacio público y regeneración urbana” en la Universidad de Barcelona.

Por otra parte, con el fin de involucrar a los más jóvenes y dar a conocer la iniciativa a nuevos públicos, se convocó el concurso #SantanderMonumental, en el que los participantes fotografiaron obras o intervenciones artísticas de la ciudad y las publicaron en la red social Instagram bajo el “hashtag” #SantanderMonumental. En total se contabilizaron un total de 170 publicaciones con 60 “likes” de media. Entre todas ellas se premió la imagen captada por Isabel Sandoval.

Por otro lado, una veintena de personas enviaron imágenes de manera espontánea a los organizadores del proyecto. En total, se registraron más de 350 fotografías.

Otro de los apartados de la iniciativa fueron los “safaris urbanos”, tres itinerarios guiados gratuitos realizados por una guía especializada en los que se explicaron aspectos claves de las obras y a los que acudieron 67 personas.

Arte público

Creando Estudio Gráfico es un estudio de diseño fundado por Javier Asín y Emmanuel Gimeno en 1998 en Santander. Con esta iniciativa se plantearon el reto de acercar el valor y la importancia de elementos a los que no se les da, en ocasiones, la importancia que merecen “por formar parte de lo cotidiano, por mera incomprensión o falta de interés y descuido” y ampliar el circuito turístico hasta zonas periféricas alejadas normalmente de los visitantes e incluso de la población local.

Toda una reivindicación del “arte público”, entendido como el conjunto de todas las piezas de arte que decoran una ciudad y son patrimonio artístico de sus habitantes. Obras hechas específicamente para permanecer a la intemperie; expuestas al sol, al viento, la nieve, el agua y otras inclemencias meteorológicas. “Es un tipo de arte que no discrimina, es inclusivo, integral y libre”, señalan desde el estudio de diseño. “Engrandece a la ciudad que lo alberga, embellece paredes estériles, lugares solitarios, esquinas aburridas. Las piezas de arte público son como árboles en un páramo, como nubes en un cielo plomizo, un homenaje al humanismo”, concluyen.

Te contamos todo lo que puedes hacer esta Navidad en Santander

Esta Navidad la fiesta estará en las calles de Santander. Habrá villancicos, juegos, talleres, fiestas, visitas de Papá Noel y del Cartero Real, de los Reyes Magos… Hasta 600 actividades que se alargarán hasta el 5 de enero. Descárgate aquí toda la programación organizada por días

Habrá varias citas imperdibles:

  • La llegada de los emisarios reales a Santander el día 28. Estarán hasta el 4 de enero en la Plaza del Ayuntamiento, de 17.30 a 21.00 horas, para recoger las cartas que los niños les hayan escrito a los Reyes Magos.
  • El Cartero Real con sus camellos andará el día 30, a partir de las 18.30 horas por la Plaza del Ayuntamiento y zona centro.
  • Y los Reyes recorrerán la ciudad en sus carrozas el 5 de enero a partir de las 18,30 horas.

Este año se celebra el II Maratón de Villancicos, del 18 al 29 de diciembre en la Plaza de Atarazanas, que contará con la participación de más de 600 personas, casi la mitad, niños, después el éxito del año pasado.

¡Y la decimoséptima edición del Inviernuco!, los campamentos urbanos para niños de entre 3 y 12 años, con actividades de ocio educativo como talleres, juegos, deportes y salidas programadas.

La Navidad también estará muy presente en los barrios con múltiples actividades en los centros cívicos y las ludotecas.

Y seguirán los clásicos. En la Plaza Porticada, las atracciones infantiles y la pista de hielo, además del mercado navideño en Alfonso XIII y el tobogán gigante.

Ciudad de Navidad Santander Park ocupará del 20 de diciembre al 5 de enero el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander que se convertirá en una metrópoli con calles llenas de atracciones, juegos y actividades para grandes y pequeños.

Y el cotillón infantil de fin de año será el 29 de diciembre a las 19.00 horas en la Plaza del Ayuntamiento con la intención de que los niños entiendan y conozcan de primera mano la tradición de la Nochevieja.

Ya tenemos ganas de tener más tiempo libre para disfrutar de la Navidad santanderina.

Planes y planes y más planes para pasar el mejor puente de diciembre en Santander

Tenemos por delante cuatro días de descanso y desde El Tomavistas te proponemos un montón de planes para que este puente de diciembre te cunda. Si quieres.

  • Sal a ver el amanecer a la bahía, al Sardinero, a la península de la Magdalena y empieza algún día del puente respirando Cantábrico y conectando con la naturaleza.
  • Haz la ruta del faro hasta la Maruca por los acantilados de la zona norte de Santander. Entre el verde de Cantabria y el azul del Cantábrico. Cuando llegues a la Maruca puedes visitar el Centro de Interpretación del Litoral.
  • Pégate un baño que el agua no está tan fría. Entenderás por qué en el Santander de antes había unos cuantos balnearios en nuestras playas.
  • Adelanta las compras de Navidad en las tiendas del centro y de barrio o en el mercadillo de Navidad de la plaza de Alfonso XIII. En El Tomavistas nos gusta fomentar el comercio de proximidad.
  • Acércate hasta Costa Quebrada y déjate impresionar por las rocas milenarias de la zona.
  • Sal de vinos y a comer o cenar y disfruta de una buena conversación con los amigos, la familia o con tu amor.
  • Cógete la lancha hasta Somo y ándate el Puntal. Estarás con el rumor de las olas y la soledad en estas épocas del año.
  • Si hay olas apúntate a una escuela de surf y prueba lo que se siente al cabalgar una ola.
  • Alquila una piragua en el balneario de la Magdalena y disfruta de la bahía desde dentro.
  • Date un paseo por Cabo Menor y por Cabo Mayor y mira la belleza que hay a tu alrededor. Esa belleza que sana.
  • Visita la plaza de la Esperanza y sus puestos de pescado, verduras, carnes… se te pondrán los dientes largos.
  • Ve de museos. En el MVPAC aprenderás de prehistoria y arqueología (es gratuito los domingos por la tarde); en el Marítimo del Cantábrico, de nuestros mares (es gratuito los domingos por la tarde); en el Centro de Arte Faro Cabo Mayor hay una exposición permanente del artista Eduardo Sanz y una muestra de objetos con el faro como protagonista.
  • Adéntrate en la historia de Santander visitando el refugio antiaéreo de la Guerra Civil, el Centro Arqueológico de la Muralla Medieval o el Centro de Interpretación ‘Historia de la ciudad de Santander’.
  • Mira Santander desde otra perspectiva desde el funicular del Río de la Pila.

Planes culturales también hay por doquier y para todos los públicos. Apunta.
El jueves, 5 de diciembre:

  • Animación navideña en la plaza del Ayuntamiento. A las 17,30 horas.
  • Concierto de la banda municipal de Santander en la plaza del Ayuntamiento. A las 18 horas.
  • Encendido de las luces de Navidad. A las 19,30 horas.
  • Se inaugura el mercadillo de Navidad de Alfonso XIII. Abierto de   10,30 a 14,30 y de 17,00 a 21,00.
  • Se inaugura la pista de hielo de la plaza Porticada. De domingo a jueves y festivos de 10 a 22 horas. Viernes y sábado y vísperas de festivo de 10 a 24 horas.
  • Se inaugura el tobogán de Alfonso XIII. De lunes a domingo de 11 a 14 horas y de 16 a 22 horas.

El viernes, 6 de diciembre:

El sábado, 7 de diciembre:

El domingo, 8 de diciembre:

El lunes, 9 de diciembre:

El Desembarco de Normandía sale mañana a escena en la Segunda del Sardinero

Sábado 28 de septiembre. Segunda del Sardinero. 17,30 horas. Más de 300 actores, vehículos civiles y militares de los años 40, lanchas, efectos especiales y mucha, mucha acción para recrear el Desembarco de Normandía de 1944. Santander será escenario de la derrota del ejército alemán en una de las batallas más emblemáticas de la Segunda Guerra Mundial.

Esta actuación se enmarca en la XIV edición nacional del evento de recreaciones históricas, ‘Revive la historia de cine. Santander Día D’, que los próximos 27, 28 y 29 de septiembre traerán al parque de Mesones recreaciones históricas de 25 siglos de historia, desde la Edad Antigua hasta la Contemporánea, con la Segunda Guerra Mundial como principal protagonista.

Organizado por el Ayuntamiento de Santander y la asociación de carácter social y sin ánimo de lucro Codex Belix, esta primera edición en Cantabria cuenta con la colaboración del Ministerio de Defensa y las Delegaciones de Defensa.

Para la recreación de la batalla de Normandía, se contará con la única lancha higgins de desembarco operativa que existe en España, con cañones históricos y también con la presencia de vehículos norteamericanos y alemanes originales de la Segunda Guerra Mundial, algunos de ellos empleados en las propias batallas de Normandía.

En total, participarán más de 450 personas de más de 40 asociaciones y grupos de recreación histórica de toda España, a los que se sumarán recreadores de países como Alemania, Polonia, Bélgica, Francia, Inglaterra, Portugal y los Estados Unidos para conmemorar el 75º Aniversario del Desembarco de Normandía (1944) y el 120º Aniversario de los Héroes de Baler (‘Los últimos de Filipinas’, 1898), entre otros acontecimientos históricos.

El evento se iniciará el viernes, día 27, por la mañana, con la inauguración en el Hotel Palacio del Mar de la exposición de uniformes y miniaturas, mientras, por la tarde, se desarrollarán diversas conferencias históricas, con el protagonismo de Manuel Otero, el único soldado español de la División de Infantería norteamericana Big Red One que cayó en las playas el fatídico día 6 de junio de 1944.

Por eso también el domingo, día 29, por la mañana, se representará la batalla del ‘Día-D 1944: Manuel Otero un gallego en Omaha Beach’, también en la Segunda playa del Sardinero.

En esta XIV edición nacional de ‘Revive la historia de cine’ se contará con la presencia de los tres Ejércitos de las Fuerzas Armadas Españolas que mostrarán su equipo y fotografías de las misiones internacionales, en unos stands especialmente atractivos para los más jóvenes a la entrada de los campamentos.

La música también será protagonista con la presencia del ‘Dr. Bogarde’ y el grupo ‘The Boogies and The Bugas’, un trío de chicas de Santander, cantando uniformadas  y con la ambientación musical de los años 40 de la Segunda Guerra Mundial. Y además, habrá una zona de stands con puestos de venta vintage en el parque de Mesones.