bahía de santander

Descubre 170 piezas de arte público de Santander con el plano guía ‘Monumental’

  • Santander edita 20.000 ejemplares de un plano-guía gratuito que recoge las piezas artísticas de la ciudad.
  • El objetivo es generar entre los paseantes un nuevo relato de las calles, plazas y rincones basado en la experiencia estética del paseo sin rumbo.

Viejas inscripciones en plazas recónditas, esculturas desconocidas en zonas poco transitadas e infinitas piezas artísticas que ocupan la ciudad pero en las que casi nadie repara. .”Monumental. Arte en las calles de Santander”, un proyecto diseñado por Creando Estudio Gráfico y premiado en la convocatoria de ayudas Cultura Emprende 2019 de la Fundación Santander Creativa (FSC), ha conseguido aunar en un mapa todas esas expresiones artísticas que se encuentran en Santander en un intento por generar entre sus paseantes un nuevo relato de las calles, plazas y rincones, basado en la vivencia común del espacio público.

Se han distribuido 20.000 ejemplares gratuitos en las oficinas de turismo de Santander, los centros cívicos, Enclave Pronillo, la Red de Bibliotecas Municipales, Espacio Joven, la Biblioteca Central de Cantabria, la librería La Vorágine y el Colegio Mayor Torres Quevedo. El mapa está pensado, además, para que sea una herramienta fundamental para aquellos visitantes y turistas interesados en el arte y sus nuevas expresiones.

El plano guía de arte público Santander Monumental recoge un total de 170 lugares y destaca “los veinte básicos de Monumental”, una breve selección ecléctica y particular de lo más destacado del arte público en la ciudad. En esta lista se encuentran piezas con casi un siglo de antigüedad como la estatua erigida en reconocimiento a la marquesa de Pelayo en Reina Victoria y otras mucho más recientes, como el mural “Never far enough” que Millo plasmó sobre una fachada de la calle Los Escalantes dentro del Festival de Arte Urbano Desvelarte en 2017. La Torre del Rhin de Roberto Orallo, la estatua a los Raqueros de José Cobo Calderón, el Monumento a los Bolos de Gemma Soldevilla, el rótulo de la Frutería Mary en la Avenida de los Castros o la Boya 14 también conocida como “La Comba”, se encuentran recogidos en esta relación de monumentos “imprescindibles”.

En la web www.santandermonumental.com se puede consultar la ubicación de todas las piezas inventariadas, con una ficha informativa de cada una. Se trata de un espacio abierto en el que se podrán ir añadiendo nuevas referencias en el futuro.

Un proceso participativo

La primera fase para llegar a la elaboración de este plano-guía fue la celebración de talleres de mapeo colectivo, que tuvieron lugar en la librería La Vorágine durante los meses de junio y julio de 2019, en los que se ofreció a los participantes una metodología específica para poder realizar el inventario de las piezas, centrado principalmente en las zonas periféricas de la ciudad. Colectivos y personas procedentes de diferentes estratos sociales y geográficos señalizaron, a partir de sus saberes y experiencias cotidianas, las piezas de arte urbano que consideraron de interés. En estas reuniones se destacó la importancia de festivales como Desvelarte, ArteSantander o Santatipo, una iniciativa que recalca el valor de los rótulos como patrimonio visual y gráfico y como identidad y memoria colectiva de la historia.

Estas sesiones contaron con la presencia de David Peña, coordinador del proyecto. Peña estudió Bellas Artes en la Universidad del País Vasco y realizó un doctorado sobre “Espacio público y regeneración urbana” en la Universidad de Barcelona.

Por otra parte, con el fin de involucrar a los más jóvenes y dar a conocer la iniciativa a nuevos públicos, se convocó el concurso #SantanderMonumental, en el que los participantes fotografiaron obras o intervenciones artísticas de la ciudad y las publicaron en la red social Instagram bajo el “hashtag” #SantanderMonumental. En total se contabilizaron un total de 170 publicaciones con 60 “likes” de media. Entre todas ellas se premió la imagen captada por Isabel Sandoval.

Por otro lado, una veintena de personas enviaron imágenes de manera espontánea a los organizadores del proyecto. En total, se registraron más de 350 fotografías.

Otro de los apartados de la iniciativa fueron los “safaris urbanos”, tres itinerarios guiados gratuitos realizados por una guía especializada en los que se explicaron aspectos claves de las obras y a los que acudieron 67 personas.

Arte público

Creando Estudio Gráfico es un estudio de diseño fundado por Javier Asín y Emmanuel Gimeno en 1998 en Santander. Con esta iniciativa se plantearon el reto de acercar el valor y la importancia de elementos a los que no se les da, en ocasiones, la importancia que merecen “por formar parte de lo cotidiano, por mera incomprensión o falta de interés y descuido” y ampliar el circuito turístico hasta zonas periféricas alejadas normalmente de los visitantes e incluso de la población local.

Toda una reivindicación del “arte público”, entendido como el conjunto de todas las piezas de arte que decoran una ciudad y son patrimonio artístico de sus habitantes. Obras hechas específicamente para permanecer a la intemperie; expuestas al sol, al viento, la nieve, el agua y otras inclemencias meteorológicas. “Es un tipo de arte que no discrimina, es inclusivo, integral y libre”, señalan desde el estudio de diseño. “Engrandece a la ciudad que lo alberga, embellece paredes estériles, lugares solitarios, esquinas aburridas. Las piezas de arte público son como árboles en un páramo, como nubes en un cielo plomizo, un homenaje al humanismo”, concluyen.