reina victoria

Santander cuando todavía no existía la playa de Bikinis

playa-magdalena-santander-antiguo Esta vista de la playa de la Magdalena desde el hotel Real nos muestra los continuos cambios que sufre la bahía. Desgraciadamente no la sabemos fechar. Si os fijáis la playa de Bikinis todavía no existe, ni siquiera el espigón está construido. Todo son rocas donde hoy hay arena. Los árboles de la península de la Magdalena todavía son pequeños, del recinto de las focas no hay ni rastro y los santanderinos ya teníamos la costumbre del paseo por la arena mojada los días de playa. Un trolebús circula por Reina victoria. Gracias a Javier González Riancho por regalarnos esta imagen.

Santander a media luz. Atardecer desde el Puntal

san-martin-nocturno-nocturo-santi-carral Fantástica foto de Santi Carral de Santander a media luz desde el Puntal. San Martín, Reina Victoria, la bahía… con luz de atardecer y con esta cercanía que nos da el sur, que parece que cualquier paisaje se puede coger con la mano. Gracias Santi por compartir esta foto con todos los lectores de El Tomavistas de Santander. Con el trabajo de todos los que generosamente nos enviáis material este blog gana enteros.

Reina Victoria y Pérez Galdos en 1912. Vaya cambio.

1912 - Paseo Perez Galdos y Reina Victoria Un poco más de un siglo después donde había ‘praos’ hay viviendas. El progreso. Reina Victoria y Pérez Galdos eran callejas. Ni rastro del Club de Tenis, ni del Hotel Real ni de nada de nada. En el paraninfo de la Magdalena tampoco estaban construidas las Caballerizas, ni la escollera de la playa. La arena invadía lo que después sería el campo de Polo. Gracias a Javier Gónzalez de Riancho por regalarnos esta imagen fechada en 1912.

Vista aérea de Reina Victoria cuando quedaban ‘praos’ sin construir

reina-victoria-vista-aerea-santander Mucha superficie verde había en la ladera de Reina Victoria cuando se disparó esta foto. La zona del actual museo Marítimo también estaba virgen. Un poco de relleno y una pequeña edificación donde hoy está el club de tiro. Se ve el hotel Real, el colegio de las Esclavas, la horadada, las torres del casino y del Rhin. Es bonito pasear con la mirada por el Santander de antes. Gracias a Javier González de Riancho por compartir esta foto con los lectores de El Tomavistas de Santander.