surf

Así surfeaba en sus inicios Laura Revuelta, pionera del surf cántabro

“No era fácil surfear entonces por la estricta moral de la época. Salía de casa vestida de señorita y tenía que cumplir horarios. Surfeaba a escondidas, dejaba la tabla guardada en la taquilla del servicio de lanchas que cruzaban la bahía de Santander hasta Somo. Así era cómo me movía”.

“No había chicas, era un mundillo de hombres. No había competiciones de mujeres así que, al principio, tenía que participar en categoría masculina. Poco a poco, fue habiendo más chicas y empezó a haber campeonatos femeninos”.

Un bravo por Laura Revuelta que inscribirá su nombre, el próximo 21 de junio, en el prestigioso ‘Paseo de las Estrellas del Surf’ en honor a su aportación al deporte y la industria del surf, como estandarte del surf femenino nacional.

Ribamontán al Mar le saca chispas al surf


El turismo de surf generó en 2017 un total de 4,2 millones de euros y 152 empleos en Ribamontán al Mar, gracias a las 20 escuelas y las nueve ‘surf houses’ que existen en el municipio. 15.500 turistas visitaron el municipio para cabalgar sobre las olas de su costa. Ribamontán al Mar ha sabido focalizar su oferta turística sobre un producto que cada día gana más adeptos.

El anterior estudio presentado por el Ayuntamiento databa de 2009 cuando el surf generaba en la localidad 1,6 millones de euros de impacto económico, 48 empleos directos, contaba con cinco escuelas y animaba a 6.500 turistas a venir a los aledaños de Somo.