hotel sardinero

Bajamar en el Sardinero hace unos cuantos años

bajamar-sardinero-antigua La playa a los santanderinos nos ha gustado desde siempre visto el ambientazo que hay en la arena del Sardinero en esta bajamar. En ella se ve el antiguo Hotel Sardinero y la iglesia de San Roque cuando estaba ubicada a pie de playa. La loma de Cueto y la segunda del Sardinero todavía estaban sin edificar. Gracias a Cantabria y Santander en el recuerdo por compartir tantas imágenes del Santander antiguo.

El casino de Sardinero en plena construcción. Ambientazo en el Sardinero en 1915

casino-sardinero-construccion En esta foto que nos regala Cantabria y Santander en el recuerdo, enviada por Rafa Merino, se ve el ambientazo que había en el Sardinero en 1915. Santanderinos paseando vestidos de domingo, tranvías, coches, carros a caballo, el hotel Sardinero presidiendo la Primera del Sardinero y el nuevo casino en plena construcción. Muy poco que envidiar al de ahora.

El Sardinero en tiempos de la antigua torre del Rhin

el-sardiner-60 ¡Qué maravillosa imagen del Sardinero! La antigua torre del Rhin, el antiguo hotel Sardinero, un trolebús circulando por la carretera, unos cuantos seiscientos y un tiburón aparcados. La loma de Cueto y Valdenoja con mucho ‘prao’ y los santanderinos pegándose sus buenos coles en la Primera del Sardinero. Infinitas gracias a Cantabria y Santander en el recuerdo por compartir todos estos recuerdos con los lectores de El Tomavistas de Santander.

Los Jardines de Piquío en 1905 y unos cuantos santanderinos bien señoriales

jardines-piquio-1905 Los Jardines de Piquío y la península de la Magdalena son nuestros sitios favoritos de Santander. Mirar al pasado de estos dos lugares nos vuelve locos. Esta foto que comparte con nosotros Luis Labarta está fechada en 1905. Se ve perfectamente el Hotel Sardinero y nos dice Luis que la estatua que preside es el monumento a G. de Linares, el segundo más antiguo de Santander tras el de Velarde. Una curiosidad. Durante el franquismo fue retirado de la calle por haber sido masón. Hoy se puede ver en el Sardinero, entre la curva de la Magdalena y el Rhin, donde originariamente estuvo situada la Ermita de San Roque.