fuente de

15 motivos para visitar Liébana esta Semana Santa

1. Desconectarás rodeado de naturaleza, todavía hay pueblos a los que no llega la cobertura. ¡Apaga el 3G y disfruta!

2. Si subes a la Viorna tendrás una vista panorámica espectacular divisando pueblos como Potes, Ojedo…

3. Disfrutarás de un buen Cocido Lebaniego; de postre, probar el canónigo y que no te falte el chupito de orujo de Liébana.

4. Salvarás un desnivel de 753 m en 3′ 40” subiendo en el Teleférico de Fuente Dé.

5. Es una maravilla ver caer el sol tras los Picos de Europa.

6. En la villa de Potes puedes tomar unos vinos o cañas en el Barrio del Sol y dar un paseo por sus callejuelas conociendo La Fuente la Riega, Albanes, Las Baratas o dando una vuelta junto al río Deva.


7. Visitarás iglesias de todas las épocas arquitectónicas como la Iglesia de Santa María de Piasca, la de Santa María de Lebeña o las ermitas de San Miguel y Santa Catalina.

8. Podrás comprar los mejores productos típicos (el queso picón Bejes-Tresviso, la crema de orujo, los quesucos de Liébana, los embutidos de la zona…).

9. Liébana es tierra de torres y de puentes. Podrás acercarte a ver torres: la de Mogrovejo, la de Quintana o la del Infantado y los 3 puentes de Potes.

10. Si lo que te gusta son las buenas vistas, puedes hacer una ruta de miradores (Tudes, Cahecho, San Miguel, Dobres y Cucayo…).

11. Tenemos el Monasterio de Santo con el Lignum Crucis (el trozo más grande de la cruz de Cristo). Además, ¡este 2017 es Año Jubilar Lebaniego! Por lo que puedes aprovechar para ir planeando el Camino Lebaniego.

12. Hay multitud de rutas por el monte que te permitirá respirar aire puro (Pico Jano, Portillo de Brañes, Maredes, Braña de los Tejos, San Tirso…).

13. Todavía se pueden conocer pueblos perdidos en los que parece que se ha parado el tiempo años atrás.

14. Don Pelayo, padre de la Reconquista, os espera en Cosgaya.

15. Simplemente, sabiendo que hay: prados verdes, altas montañas, un microclima, arquitectura singular y la gente del lugar, que es espectacular, merece la pena acercarse a la comarca.

Este texto ha sido escrito por Lucía Viaña, lebaniega de nacimiento y estudiante del grado en turismo en la Escuela Universitaria Altamira (Santander).

Subir al teleférico de Fuente Dé es viajar entre dos mundos en poco más de 3 minutos

753 metros de desnivel que te llevan desde la civilización hasta la montaña salvaje de los Picos de Europa. Desde una explanada del Valle de Liébana con todas las comodidades que ofrecen un Parador Nacional, un camping, restaurantes y un albergue hasta el macizo central de una de las cordilleras con más personalidad de Europa. Un trayecto de 3 minutos y 40 segundos por un cable de 1.450 metros en el que viajarás entre dos mundos, pasearás por el cielo cántabro y si tienes suerte, entre un mar de nubes.

El teleférico de Fuente Dé fue idea de José Antonio Odriozola, expresidente de la Unión Europea de Montañismo, y oriundo de la comarca de Liébana. Diseñado por el ingeniero de Caminos, Canales y Puertos José Calavera Ruiz y el arquitecto Ángel Hernández Morales, se comenzó a construir el 20 de noviembre de 1962 y fue abierto al público el 21 de agosto de 1966. Justo este año se ha llevado a cabo una profunda modernización de sus instalaciones. El Gobierno de Cantabria ha invertido 1,5 millones de euros en un nuevo sistema mecánico de tecnología puntera que, además de optimizar la operatividad y rapidez de la instalación, mejora la seguridad de los usuarios. Un par de restaurantes en las dos estaciones del teleférico ofrecen platos de la zona para todos los viajeros que  quieran hacer un alto en el camino y reponer fuerzas.

El teleférico te deja a una altura de 1.823 metros junto a un mirador que quita el sentido y en el que, si vas al atardecer, verás unas puestas de sol de impresión. Madrugar también es una buena opción para coger el teleférico y hacer alguna ruta por el interior de Picos de Europa. Aquí os dejamos un par de ellas:

Horcados Rojos.
Puertos de Áliva.

El precio es apto para todos los bolsillos. Los adultos pagan 16 euros por un billete de ida y vuelta y los niños, a partir de seis años, 6 euros. La que escribe todavía recuerda la sensación cuando fue niña de subir al teleférico. Abajo hacía un día nublado, nos metimos entre las nubes y de repente un enorme sol nos cegó. Magia pura. Por aquel entonces lo de subir a un avión era un lujo al alcance de unos pocos. También recuerda unos días a finales de junio, de adolescente, subir andando hasta el refugio de Áliva desde el pueblo de Camaleño. Un día de perros. De lluvia y mucho frío. Cuánto esfuerzo para alcanzar un lugar de tan fácil acceso si hubiésemos echado mano del teleférico. Pero hay que probar de todo. Cuando andéis por Liébana y Potes acercaos hasta Fuente Dé porque merece mucho la pena adentrarse en el corazón de los Picos de Europa dando un pequeño salto.

fuente-de-cantabria-niebla

fuente-de-cantabria-despejado

fuente-de-pico

Lo conseguimos: Fuente Dé, una de las siete maravillas de España

fuente-de-cantabria-panoramica Al final lo conseguimos. Gracias a muchos de vuestros votos Fuente Dé ya es una de las siete maravillas naturales de España. Comparte el galardón con Gaztelugatxe, el parque natural de Somiedo, Cabo de Gata, Las Médulas, las lagunas de Ruidera y a praia das Catedrais. Hemos quedado en sexta posición. Si hace mucho que no subís, os animamos a hacerlo porque el lugar vale la pena.

Fuente Dé opta a ser una de las siete maravillas naturales de España. ¡Todos a votar!

fuente-de-cantabria-despejado Quedan seis días para que se cierren las votaciones y hay que dar entre todos un empujón a esta maravilla de Cantabria que es Fuente Dé. Ahora vamos novenos. Sólo hay que entrar aquí http://7maravillas.es/fuente-de, dejar un mail y emitir el voto para poner nuestro granito de arena. Nosotros ya lo hemos hecho.

fuente-de-cantabria-niebla