centro botin

Pasar una noche de verano durmiendo en el Centro Botín por 250 euros

Esto sí que es turismo de experiencia. Pasar una noche en una de las salas del Centro Botín probando de primera mano una de las obras de Carsten Höller, la ‘Elevator Bed’ o Cama Ascensor que creó en 2010.

Es una cama redonda que se puede elevar hasta 3,5 metros por encima del suelo y que está equipada con las comodidades de una habitación de hotel de lujo en la que el visitante, junto a un acompañante, podrá dormir con vistas a la bahía de Santander por un precio que oscila entre 250 y 350 euros. La reserva corre a cuenta del Hotel Real y se puede hacer aquí.

La pareja de huéspedes también podrá hacer uso de la obra ‘High Psycho Tank’ (2014) situada en la misma sala. Es un tanque lleno de agua saturada de sal de Epsom, que se mantiene de manera constante a la temperatura del cuerpo. Se flota con facilidad, por lo que llegar a un estado pleno de relajación es sencillo. También contarán con la pasta de dientes ‘Insensatus’, creada específicamente por el mismo autor.

La fantasía de dormir en un centro de arte fue lo que motivó a Carsten Höller a concebir una serie de camas que han sido instaladas en diferentes museos del mundo.

La ‘Elevator Bed’ estará disponible hasta el 9 de septiembre.