camino de santiago

Nos vamos de Camino de Santiago por Cantabria. 9ª etapa: San Vicente de la Barquera-Unquera

Con esta novena etapa acabamos el Camino de Santiago por Cantabria. Ruta corta, de algo más de 12 kilómetros, que nos lleva desde San Vicente de la Barquera hasta Unquera.

Pasaremos por La Acebosa, Hortigal, Estrada, Serdio y Pesués. Pero antes tenemos que dar una vuelta por San Vicente de la Barquera y visitar su iglesia y su castillo, el resto de muralla, sus casonas y el puente medieval.

De nuevo, lo grandilocuente de la etapa es el paisaje. Antes de llegar a La Acebosa no podemos resistirnos a mirar a cada instante hacia atrás y contemplar San Vicente inmersa en su ría. Los Picos de Europa nos miran desde las alturas. Si seguimos el camino, en pocos días nos adentraremos en ellos. Se mire hacia donde se mire, hacia delante o hacia atrás, lo que nos rodea es espectacular. También hay recuerdos patentes de la Edad Media como la Torre de Estrada y la de Cabanzón.

Llegamos a Unquera, frontera con Asturias. A 2 kilómetros, en Colombres, hay albergue en el que podemos coger fuerzas para seguir al día siguiente hasta Llanes, a 25 kilómetros de distancia.

Otra opción es desviarse por Muñorrodero para hacer el Camino Lebaniego, sólo hay que seguir las flechas rojas, bien como fin de peregrinación en Santo Toribio de Liébana o bien como pasarela al Camino Francés, a través de la Ruta Vadiniense que va desde Fuente Dé hasta Mansilla de la Mulas en León. Una nueva ruta acerca también hasta Sahagún. Está bien señalizada y con albergues.

Nosotros optamos por seguir en Cantabria y acercarnos a Santo Toribio. El año que viene es Jubilar y hay que empezar a entrenar. Eso lo explicaremos en el próximo capítulo. Atentos a sus pantallas.

El video de este post fue realizado por la empresa Trevol Audiovisual. Realización e imagen de J.R. Glez. Soutullo y guión y locución de Ana Martín Zurdo.

La visita virtual por todas las iglesias del Camino fue realizado por la empresa Semarac.

Nos vamos de Camino de Santiago por Cantabria. 8ª etapa: Comillas-San Vicente de la Barquera

Seguimos recorriendo el Camino de Santiago por su ruta norte. En esta etapa caminaremos desde Comillas a San Vicente de la Barquera, rodeados de un paisaje junto al mar Cantábrico que te deja sin palabras. Es corta, de poco más de 12 kilómetros, por lo que el peregrino puede tomarse el día de modo relajado.

Pasaremos por los pueblos de Rubárcena, La Rabia, Gerra, Rupuente y La Braña.

Comillas es una clase práctica de lo que el modernismo aporta al arte universal. La dejamos atrás para adentrarnos en el parque natural de Oyambre, donde se puede echar el rato mirando el vuelo de su diversidad de aves. Después nos esperan unas playas de ensueño. Entre las dos villas caminamos casi siempre junto al Cantábrico, bien por el sendero marcado, o por la playa. Y con los Picos de Europa como telón de fondo, que en los meses invernales nos permiten tener, en una sola imagen, la bravura del Cantábrico y la nieve de las cumbres de los también llamados Montes Vindios romanos.

El Puente de la Maza nos da la bienvenida a San Vicente de la Barquera que, al igual que sus hermanas villas de la costa (Castro, Laredo y Santander por las que previamente hemos pasado), por medio del fuero de Alfonso VIII en torno al 1200 d.c., fue dotada de castillo, iglesia y murallas, además de otros privilegios. San Vicente conserva la iglesia y el castillo intactos y ambos se pueden visitar. El albergue de peregrinos de San Vicente de la Barquera está junto a la Iglesia gótica de Santa María de los Ángeles.

En San Vicente de la Barquera, comienza otro camino: El Camino Lebaniego, marcado con flechas rojas, que nos conducen a Santo Toribio, uno de los cuatro lugares de peregrinación del mundo cristiano que existen desde hace siglos, junto con Roma, Jerusalén y  Santiago de Compostela. En Santo Toribio se encuentra el Lignun Crucis, el trozo más grande de la cruz de Cristo jamás conservado. Justamente en 2017 se celebra el Año Lebaniego. Todos los que se acerquen a Santo Toribio podrán recibir la “gracia jubilar”, o lo que se conoce como la indulgencia plenaria, el perdón de todos los pecados, siempre que cumplan las siguientes condiciones:

  • REZAR:

El Padrenuestro (como signo de que volvemos al Padre Dios)
El Credo (como renovación de nuestra fe)
Una oración por el Papa (Padrenuestro, Salve, Avemaría)

  • CONFESARSE:

Confesión y comunión en el mismo día o en una fecha próxima (15 días antes o después de la peregrinación)

  • ASISTIR A LA “MISA DEL PEREGRINO”

Misa que tiene lugar todos los días a las 12,00 horas en los años Jubilares.

Existe otra ruta peregrina para llegar a Santo Toribio que parte de Sahagún. Se llama “Sahagún- Liébana por los Picos de Europa”. Está señalizada y cuenta con albergues.

De hecho, Santo Toribio es un trampolín entre las rutas que parten de Sahagún y Mansilla de la Mulas en el Camino Francés y San Vicente de la Barquera en el Camino del Norte. Dos caminos diferentes para llegar al mismo lugar: Santiago de Compostela.

En el próximo capítulo caminaremos entre San Vicente de la Barquera y Unquera. Atentos a sus pantallas.

El video de este post fue realizado por la empresa Trevol Audiovisual. Realización e imagen de J.R. Glez. Soutullo y guión y locución de Ana Martín Zurdo.

La visita virtual por todas las iglesias del Camino fue realizado por la empresa Semarac.

Nos vamos de Camino de Santiago por Cantabria. 6ª etapa: Santander-Santillana del Mar

Vamos a por la sexta etapa del Camino de Santiago por Cantabria, la que une Santander con la increíble villa de Santillana del Mar. Es una etapa larga, de algo más de 40 kilómetros, que se puede dividir porque hay albergues de peregrinos en Santa Cruz de Bezana, en Polanco y Requejada.

Al salir del albergue de Santander, el peregrino se encuentra con el edificio del Ayuntamiento. Después se camina por el centro de la ciudad, por calles peatonales como la calle Burgos y la preciosa Alameda.

Las localidades por las que pasamos en esta etapa son: Peñacastillo, Santa Cruz de Bezana, Puente Arce, Requejada , Barreda y Queveda.

¿Qué tenemos que ver para sacar el máximo partido a esta zona del camino?

  • Puente Arce.
    • Es imperdible acercarse hasta el puente viejo que data del siglo XVI.
    • Al pie del río se puede descansar o bien entrar en uno de los bares y tomarse un tentempié.

Llegamos a Requejada. Después se pasa por Barreda y por Camplengo hasta llegar a Santillana del Mar, que nos transporta entre piedras a otras épocas.

  • Santillana del Mar.
    •  La Colegiata, máximo exponente del Románico en Cantabria. Su claustro es un lugar donde se respira silencio.
    • Otros edificios destacados son: Las Torres de Merino y de Don Borja, las Casas del Águila y La Parra, el Palacio y la Torre de Velarde, la Casa de Leonor de la Vega, los Palacios de Barreda, Tagle y Villa y un largo etcétera.
    • El albergue de peregrinos de Santillana está junto a la Colegiata de Santa Juliana. Si no tienes sitio, otro albergue turístico, cerca de la carretera general, aporta 22 camas más.

En el próximo capítulo caminaremos entre Santillana del Mar y Comillas. Atentos a sus pantallas.

El video de este post fue realizado por la empresa Trevol Audiovisual. Realización e imagen de J.R. Glez. Soutullo y guión y locución de Ana Martín Zurdo.

La visita virtual por todas las iglesias del Camino fue realizado por la empresa Semarac.

El Camino de Santiago también pasa por Cantabria. De Islares a Laredo

El peregrino rodea la ría de Agüera hasta El Pontarrón. En Liendo ve las primeras casas indianas. Acaba la etapa en Laredo, ciudad medieval con iglesias románica y gótica y una playa de más de 4 kilómetros. Continuará…

Ángela y amigos peregrinan por Cantabria

peregrinosÁngela (segunda por la izquierda) es de Gijón. Vive en Sevilla desde hace más de 20 años. Razones laborales. Trabaja como periodista en Canal Sur y para desconectar del ajetreado mundo de las noticias se echa a caminar. Dice que ir despacio le ayuda a disfrutar de los paisajes y le sirve para escucharse a si misma. Un espacio para la introspección. Viene caminando desde Bilbao, en etapas de 25 kilómetros, por la ruta norte del Camino de Santiago. Y en el camino ha hecho amigos. Ángel, de Zamora; Antonio, de Madrid; y Sara, de Barcelona posan junto al edificio de Correos. ¡Buen viaje!