‘Santander despertando’.Un nuevo día comienza; no se ve actividad alguna, excepto el suave movimiento de la superficie del mar. Sin embargo, en poco tiempo Puertochico se llenará de paseantes, los Raqueros recibirán numerosas visitas y las pedreñeras no cesaran de dar viajes al otro lado de la bahía hasta que el sol, ya cansado, se oculte para descansar y coger con fuerza un nuevo día. Autor: David Aguirre

Deja un comentario